martes, 1 de octubre de 2013

PRIMERA TOMA DE CONTACTO CON EL CANAL DE CASTREJÓN:

El Canal de Castrejón es un escenario en el cual nunca había pescado por lo que prepare todos los bártulos y me dispuse a pasar una jornada de pesca en el Canal.

En esta ocasión me acompaño Julio gran aficionado a la pesca, nada más llegar al escenario a primera hora de la mañana la actividad en superficie de los peces gatos (Ameiurus melas) era frenética.

Una vez elegidos los puestos Julio monto dos cañas una para pescar con cebador y otra para pescar con veleta, en mi caso solo monte una caña para pescar a inglesa.

El Canal de Castrejón es un escenario donde se celebran muchas competiciones, por lo que se puede decir que los peces ya están acostumbrados a la presencia de pescadores en ambas orillas y al cebado de las aguas.

Al ser una canal desprovisto de vegetación arbórea está muy expuesto al aire por lo que la corriente es muy variante y caprichosa, durante la jornada de pesca una ligera e intermitente brisa hizo acto de presencia, por lo que la fuerza de la corriente fue variando.

Julio en sus primeros lances con el cebador obtuvo sus primeras capturas de peces gatos, en mi caso el desconocimiento del escenario hizo que dedicara un tiempo extra a la compresión del fondo del canal, tras el sondeo decidí pescar cerca y olvidarme de pescar en el medio del canal.

Sondear bien el escenario es fundamental y aunque parece una actividad sencilla, en el Canal pasé dificultades para lograr medir correctamente el fondo, la otra gran dificultad del Canal es la corriente, al principio de la jornada la corriente era muy débil aunque a lo largo de la mañana fue aumentando su intensidad.

El montaje de inglesa que utilice estuvo protagonizado por un flotador plomeado en su base y un nudo tope, el cual permite que el flotador deslice por la línea hasta llegar al propio nudo, este tipo de montajes se emplean en escenarios cuya profundidad superan los 3 metros de profundidad, como fue el caso del canal, la distribución de los plomos fue la siguiente: junto a la base del flotador dos plomos de tope, a una distancia equivalente al doble de la longitud del flotador coloque el masivo compuesto por plomos de gran tamaño lo que supone el 90% del peso que aguanta el flotador, a unos 50-60 centímetros coloque un grupo de pequeños plomos para dejar bien plomeado el flotador y que solo sobresalga una pequeña parte de la antena, a otros 40-50 centímetros coloque el emerillón al cual inserte el bajo de línea con un anzuelo del nº 14.





Al variar la intensidad de la corriente a lo largo de la jornada tuve que cambiar en varias ocasiones de flotador para evitar que la fuerza de la corriente se lo llevara a la deriva, reconozco que fue toda una ardua tarea que en ocasiones me fue imposible de conseguir.

El objetivo de la jornada era conseguir pescar a las combativas carpas del Canal, por ello realice un intenso cebado inicial para atraerlas a mi pesquil, la mañana fue pasando y lo único que conseguía pescar a un ritmo constante fue peces gatos, que respondían bien al cebado aunque según fue avanzado la mañana y apretando el sol su actividad empezó a disminuir.

Para intentar atraer a alguna carpa cebe de forma regular, pero los únicos que acudían a mi pesquil fueron los peces gatos, las carpas se hacían de rogar y mi compañero Julio tampoco daba con ellas, durante toda la jornada que pase en el Canal solo vi pescar dos carpas una pescada con cebador y otra pescada con veleta con una caña fija.

A faltas de carpas, los peces gatos me mantenían entretenido y en ocasiones parecía que el anzuelo se había enganchado con alguna rama o piedra en el fondo y en realidad era un pez gato que al clavarlo se deben de esconder entre las piedras para evitar su captura, la lucha que se presentan estos peces es muy escasa por lo que su pesca es muy monótona, no sé con qué finalidad se introdujo esta especie de pez en nuestras aguas ya que al menos para mí su pesca no supone ningún aliciente o atractivo, lo que si pude comprobar que su población se ha descontrolado y suponen toda una plaga, es una lástima que se introduzcan estas especies en vez de recuperar especies autóctonas.

Las conclusiones de la jornada fueron buenas ya que siempre que voy a pescar lo importante es disfrutar del día de pesca y estar en la naturaleza, conocer sitios nuevos e intercambiar opiniones con el resto de pescadores, lo que sí pude comprobar es que la pesca en el Canal es muy técnica y hay que conocer muy bien el escenario, por ello espero ir mejorando y poder capturar las esquivas carpas del Canal en mis futuras visitas al Canal.

Si algún pescador conoce bien el Canal y quiere compartir sus experiencias y conocimientos, les agradecería que dejaran su comentario en el blog o bien me escribieran a pescainglesa@gmail.com, muchas gracias.


5 comentarios:

CARPA CARPIN dijo...

Buen reportaje, el Canal es un escenario técnico y las carpas cada vez son más difíciles de pescar por su escasez al igual que los barbos que cada vez hay menos.

Me gusta los detalles que aportas de su jornada de pesca, enhorabuena por su blog.

Un saludo.

CARPA CARPIN dijo...

Muy completo el reportaje sobre su jornada de pesca a la inglesa en el Canal, es un escenario muy técnico y las carpas y los barbos cada vez escaseas más debido a superpoblación de peces gatos.

Enhorabuena por el blog, es muy completo.

Un cordial saludo.

DANIEL-PESCAINGLESA dijo...

Muchas gracias por sus comentarios, es importante que los lectores del blog comenten y me hagan saber sus opiniones.

En cuanto al canal, espero volver y poder capturar alguna de las carpas que aun quedan ya que tienen fama de luchadoras.

Ismael García dijo...

hola,
espera a que llegue el frio, los peces gatos irán desapareciendo y lograrás buenas pescatas de carpas.
saludos

DANIEL PESCAINGLESA dijo...

Muchas gracias por el comentario, espero poder ir cuando baje la temperatura y así poder pescar alguna luchadora carpa del Canal.